domingo, 28 de marzo de 2010

Espíritu de Error – Parte #1

Espíritu de Error (Espíritu de Engaño)
Falsos Profetas y Doctrinas de Error -- Parte #1
© 2010 Pastor Marcos A. Colón Octaviani
Casa de Restauración 'El Habrit'
San Germán, Puerto Rico

Introducción


 
    El Cuerpo de Cristo como comunidad profética debe estar fundamentado en una base sólida de discipulado y enseñanza bíblica. Si la iglesia no está debidamente adiestrada en las Escrituras y con el don de discernimiento activado será victima del espíritu de error. La Palabra nos habla que existe el espíritu de verdad y el espíritu de error o engaño. El espíritu de verdad es el Espíritu Santo que da testimonio de Cristo. Es la unción que guía y enseña al verdadero creyente (1 Juan 2:27). Por otro lado el espíritu de engaño es el espíritu del anticristo y es obra de Satanás. El espíritu de engaño (anticristo) se manifiesta a través de falsos profetas, argumentos erróneos, filosofías antibíblicas, mentalidades legalistas y tradiciones humanas. El tema del anticristo ha sido uno que ha desatado mucha polémica y especulación referente a su identificación. No ignoramos la larga historia de intentos de identificar al anticristo, ni las discusiones teológicas y doctrinales relacionadas. Sin embargo en este estudio no se pretende discutir detalladamente el tema del anticristo desde la perspectiva escatológica o su identificación con un personaje específico en la historia, el presento o el futuro. Ese tipo de discusión nos apartaría del tema central de este artículo que es revelar lo que dice la Escritura referente a los falsos profetas y falsas enseñanzas que si no son discernidos se infiltran en la iglesia haciendo daño al progreso de la obra de Dios. Este daño se manifiesta tanto a nivel individual de cada creyente como a nivel colectivo de la comunidad de fe.

Anticristo


 
    La especulación sobre el anticristo como personaje histórico ha causado que el término anticristo sea definido en otros términos distintos al uso bíblico.
En la Biblia la palabra anticristo solo aparece en las dos primeras epístolas de Juan. El uso que el Apóstol Juan le da a este término es para identificar el espíritu y mentalidades que operan en los falsos profetas. De la misma manera se utiliza el término anticristo para propósitos del presente estudio. Tal uso del término anticristo es mucho más pertinente a la vida de la iglesia e inclusive se ha perdido la apreciación su riqueza ante tanto debate y especulación.
En el caso específico del contexto histórico bajo el cual el Apóstol Juan escribe sus epístolas la falsa enseñanza que tuvo en la mira fue la secta gnóstica que negaba que Cristo viniera físicamente en cuerpo humano (1 Juan 2:7-11). No obstante el Apóstol Juan no estaba definiendo estrictamente la el espíritu del anticristo como equivalente solamente a la secta gnóstica. Más bien estaba presentando una de las múltiples caras de dicho espíritu. El mismo Juan declaró que existían en su entonces muchos anticristos (1 Juan 2:18); el gnosticismo era uno de esos anticristos (falsos profetas). En la actualidad a la iglesia le toca discernir y revelar los anticristos de este tiempo. Es decir sacar a la luz la falsedad de toda doctrina de error y pseudoprofeta que se oponga a la verdad del testimonio de Cristo. El espíritu de error es uno que trabaja de manera sutil y disfrazada en la iglesia. Es fácil señalar la falsedad de enseñanzas ateas o de otras religiones que están ajenas al contenido bíblico. No obstante el espíritu de error trabaja más efectivamente desde adentro de la iglesia. Como un espía que se viste, actúa y habla el mismo idioma que el ejército enemigo, asimismo es el espíritu de error dentro de la iglesia. La Palabra nos muestra este tipo de modo de operar de los falsos profetas:
1 Juan 4:1 Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda estar inspirado por el Espíritu,* sino sométanlo a prueba para ver si es de Dios, porque han salido por el mundo muchos falsos profetas. 2 En esto pueden discernir quién tiene el Espíritu de Dios: todo profeta* que reconoce que Jesucristo ha venido en cuerpo humano, es de Dios; 3 todo profeta que no reconoce a Jesús, no es de Dios sino del anticristo. Ustedes han oído que éste viene; en efecto, ya está en el mundo. 4 Ustedes, queridos hijos, son de Dios y han vencido a esos falsos profetas, porque el que está en ustedes es más poderoso que el que está en el mundo. 5 Ellos son del mundo; por eso hablan desde el punto de vista del mundo, y el mundo los escucha. 6 Nosotros somos de Dios, y todo el que conoce a Dios nos escucha; pero el que no es de Dios no nos escucha. Así distinguimos entre el Espíritu de la verdad y el espíritu del engaño. (NVI)
1 Juan 2:17 El mundo se acaba con sus malos deseos, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 18 Queridos hijos, ésta es la hora final, y así como ustedes oyeron que el anticristo vendría, muchos son los anticristos que han surgido ya. Por eso nos damos cuenta de que ésta es la hora final. 19 Aunque salieron de entre nosotros, en realidad no eran de los nuestros; si lo hubieran sido, se habrían quedado con nosotros. Su salida sirvió para comprobar que ninguno de ellos era de los nuestros. 20 Todos ustedes, en cambio, han recibido unción del Santo, de manera que conocen la verdad.* 21 No les escribo porque ignoren la verdad, sino porque la conocen y porque ninguna mentira procede de la verdad. 22 ¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. 23 Todo el que niega al Hijo no tiene al Padre; el que reconoce al Hijo tiene también al Padre. 24 Permanezca en ustedes lo que han oído desde el principio, y así ustedes* permanecerán también en el Hijo y en el Padre. (NVI)

 
    En 1 Juan 4:1 nos revela que existen falsos profetas que "pretenden estar inspirados por el Espíritu". Esto nos muestra que son personajes que están dentro de la iglesia y dicen hablar de parte de Dios. El consejo de Juan en ese mismo versículo es que toda profecía sea sometida a prueba. Esto implica que la iglesia tenga discernimiento espiritual y una buena base de enseñanza bíblica. En 1 Juan 2:19 dice que estos anticristos "salieron de la iglesia, pero realmente no eran parte de la iglesia". Una vez más vemos como este espíritu de error trabaja desde adentro. No obstante la misma Palabra muestra que eventualmente estos falsos profetas salen de la iglesia. Claro está, el espíritu de error trabaja en medio de la ignorancia y oscuridad. La iglesia tiene que tener la luz de la Palabra de Dios y revelación del Espíritu. Una iglesia donde no haya esos elementos continuará siendo huésped del espíritu de error. Tal iglesia verá disminuida su vitalidad y efectividad; tendrá dificultad para alabar y adorar a Dios libremente en sus reuniones; presentará problemas de disensiones y divisiones internas; y no tendrá crecimiento ni madurez espiritual.
    En 1 Juan 4:5-6 nos deja saber como distinguir este espíritu de error. Dice que los falsos profetas son escuchados por el mundo (gente que no conoce a Dios). Por otro lado la Palabra de Dios y la sana doctrina son escuchadas solamente por los que conocen a Dios verdaderamente. Es lamentable ver que aun dentro de la misma iglesia existen personas que les incomoda el mensaje de sana doctrina inspirado por el mismo Espíritu Santo. Este tipo de persona no ha conocido realmente a Dios y a la larga se ven cambiando de iglesia en iglesia sin mostrar ningún tipo de madurez espiritual, ni sujeción a ninguna autoridad espiritual. Dice las Escrituras:
    2Timoteo 4:3 Porque llegará el tiempo en que no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.
4 Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos. (NVI)
    El espíritu del anticristo logra su cometido en personas que quieren que se predique lo que ellos quieren escuchar. En otras palabras personas sin arrepentimiento que quieren que la palabra se ajuste a ellos y a sus concupiscencias. La Escritura registra que se volverán a novelerías y a mitos, en otras palabras a mensajes que suenan bonitos pero están llenos de falsedad y mentira. Es precisamente la verdad la que nos hace libres (Juan 8:32), por lo tanto el espíritu del anticristo viene para mantener en esclavitud a través de la mentira. Noten que la Palabra no esta hablando de personas que están fuera de la iglesia sino de creyentes que no soportan la corrección que viene del Espíritu de Verdad y son seducidos por la palabrería y sutileza del espíritu de engaño(anticristo). Por tal razón es de vital importancia para el Cuerpo de Cristo profundizar en lo que nos dice la Escritura referente al engaño del espíritu del anticristo. Para que la iglesia se mueva con poder y autoridad y sea una de impacto e influencia tiene que comenzar a exponer las mentiras y obras engañosas de este espíritu a la luz de las Escrituras.

 

 

 

 

Busqueda

Google

Predica: Cambios (Pastora Mayra Ramos)

"Enamorame" - Jesus Adrian Romero y Abel Zavala

"Quiero Adorar" - Rene Gonzalez

"Tu eres mi respirar" - Blest