lunes, 11 de octubre de 2010

“Éstos jóvenes de hoy”!


"Estos jóvenes de hoy! "

 

Este tema pretende concienciar y hacernos meditar. Recordaba que en mi etapa de adolescencia escuchaba a muchos adultos decir: "estos jóvenes de hoy no maduran, no valoran la vida, no están por nada", refiriéndose a jóvenes del barrio que desde temprana edad habían desertado de la escuela, y comenzaban a incurrir en el ocio, vicios y problemas. Frases como esas aún las escucho hoy cuando se habla de la situación actual de nuestro país. Ahora medito en esa frase y me pregunto: realmente eran los jóvenes de hoy (que en aquel entonces era ayer) los responsables, ó más bien esa frase debe ser cambiada por: "estos padres de ayer, no sembraron u educaron en estos jóvenes valores, respeto, propósito, entre otros"?



Tenemos un problema de antaño, desde Génesis, y es la tendencia de responsabilizar a otros de aquello que sólo nosotros somos responsables. Y la frase de ayer: "estos jóvenes de hoy", que a su vez también escuchamos con frecuencia hoy, es el reflejo de que continuamos (consciente ó inconscientemente) ignorando la raíz del problema, responsabilizando únicamente lo que se ve "por fuera". Ciertamente existen jóvenes ayer y hoy en drogadicción, en alcoholismo, desertores escolares, incurren en promiscuidad y otros males a temprana edad. Pero ellos no nacieron así! Lo que vemos es el resultado de algo que fue gestado, fue formado desde que ese niño/a nació. Permítame explicarle, y tenga la amabilidad y paciencia de leer con atención este dato interesante a continuación:

El bambú japonés es una planta que su proceso de formación toma siete años y en un periodo de seis semanas brota de la tierra y crece mas de 30 metros. Una persona impaciente pensará que las semillas que sembró fueron estériles al ver que al pasar los meses y años no obtuvo nada. Una persona que desconozca de cultivo y plantas pensará que este bambú sólo le tomó seis semanas en crecer, mas no es así. La verdad es que tomó SIETE AÑOS Y SEIS SEMANAS. Durante los primeros siete años de aparente inactividad, el bambú genera un complejo sistema de raíces que le permitirá sostener el crecimiento que tendrá al fin de esos siete años.

Estudios comprueban que los primeros 6 años en la vida de un niño son vitales en la formación de su carácter. Es por eso que durante esos primeros 6 años de sus vidas, los padres deben entender que más que una crianza, es un proceso de formación, que determinará y marcará la vida, el carácter, el autoestima, la identidad y hasta decisiones que ese niño/a en su niñez, adolescencia y adultez han de tomar. Durante esos primeros 6 años lo que se "siembre" (enseñe, eduque, instruya, corrija, discipline, otorgue, brinde) es de suma importancia.

Pro 22:6 Instruye al NIÑO en su camino,
y ni aun de viejo se apartará de él.

Es en la niñez la etapa estipulada, adecuada y apropiada para sembrar una buena semilla, esto es una buena educación espiritual, emocional y moral.  Por supuesto que el proceso se extiende y se le da continuidad en su adolescencia.
Al igual que esta planta de bambú japonés, estos "jóvenes de hoy" son sólo el resultado de años de haber sembrado amor ó desamor, calidez ó indiferencia, tiempo ó soledad, cortesía ó maltrato, respeto ó falta de respeto, y así sucesivamente. Estos "jóvenes de hoy" son el resultado de la semilla y el "riego" que recibieron por MUCHOS AÑOS durante su niñez y pre-adolescencia siendo así que en su adolescencia comenzó a brotar el resultado de esa siembra.
Nunca olvido el caso de una pareja que decidieron casarse mientras trabajaban y estudiaban su maestría en la Universidad. Al poco tiempo de casados decidieron tener un hijo. Tuvieron a su bebé, mientras continuaban trabajando y estudiando. Su horario era complicado, pues debían llevar el bebé a cuidar mientras ellos trabajaban. El niño durante el día estaba en un "daycare" (cuido para niños ó guardería). Ellos salían de trabajar a las 5:00pm, recogían al niño para llevarlo a una de las abuelas, para que lo cuidara durante el tiempo que ellos estudiaban en la Universidad de 6:00pm – 9:00pm. Cuando salían de la Universidad estaban tan exhaustos, que recogían al niño, ya dormido en muchas ocasiones, mientras ellos estudiaban ó realizaban las tareas universitarias en el hogar. Creo que es obvio darse cuenta que ni siquiera para ellos mismos como matrimonio no había tiempo para compartir, mucho menos para criar a su hijo. Siempre me pregunté porque decidieron tener un niño en un momento dónde ellos carecían del tiempo suficiente, necesario y vital para criarlo? Ciertamente los estudios no era una situación permanente, ya que una maestría puede realizarse en aproximadamente dos años. Aunque parece "poco tiempo", serían dos años donde personalmente esos padres no estarían sembrando en ese bebé el amor, el tiempo, la instrucción y la disciplina vital para su vida. Me preguntaba, porque no esperaron terminar la Universidad para luego decidir tener familia? Eso se llama prioridades, y reconocer y/o no ignorar las limitaciones que tenemos, más aún tener conciencia de la grande responsabilidad que requiere tener un hijo/a y el rol insustituible e innegociable que tienen los padres en la vida de éstos.
Por tanto, antes de volver a decir: "estos jóvenes de hoy", mejor nos preguntamos: "que pasa con estos padres de ayer"?
Estamos a tiempo para salvar a nuestros niños y jóvenes, y evitar que caigan en los males que aquejan nuestra sociedad.

 
Pastora Mayra Ramos
Casa de Restauración EL HABRIT
Fundadora de Mujeres de Restauración y Pacto
San Germán PR 00683

Busqueda

Google

Predica: Cambios (Pastora Mayra Ramos)

"Enamorame" - Jesus Adrian Romero y Abel Zavala

"Quiero Adorar" - Rene Gonzalez

"Tu eres mi respirar" - Blest